Como ser el rey de la fiesta y no morir en el intento

Mastermind Dinners de Jayson Gaignard es un libro que, de algún modo, da consejos para ser una socialité del emprendimiento.  Pero no una socialité como las que estamos acostumbrados a ver en intenet o programas de farándula clásica, sino que ser un actor importante en el mundillo del emprendimiento, conectándome no solo yo con otros emprendedores, sino que a emprendedores con emprendedores en general. Y es en este punto donde se debe ser cuidadoso. Uno tiene muy claro qué tipo de emprendimiento está llevando a cabo (rubro, métricas, ganancias…), sin embargo se debe tener igualmente claro en qué están los proyectos de los emprendedores que estoy conectando. Esto, porque si se encuentran en sintonías o fases muy distintas en los respectivos proyectos, es probable que la conversación no se dé de tan buena manera, haciendo que la reunión no sea tan efectiva como se esperaba. Otro factor importante que el autor menciona en el texto es el número de invitados al evento. Dado que se trata de una comida donde están todos sentados en una misma mesa, y no una fiesta, es importante que todos los participantes estén y se sientan integrados a la conversación. Por esta razón, el número de participantes de la reunión debe oscilar entre 4 y 6 personas.

Hoy en día, y a diferencia de hace un tiempo, los emprendedores ya no son tan recelosos de compartir sus ideas con las demás personas. Ya se perdió el miedo de “me van a copiar la idea”, ya que se tomó conciencia de que lo más importante por sobre las ideas es la gestión de éstas. Sin embargo, hay que tener cuidado de que cuando uno haga estas juntas con otros emprendedores, estos no sean competencia entre ellos. La idea ya está en marcha, pero el miedo a compartir secretos en cuanto a la gestión del emprendimiento puede hacer que la conversación no se dé como uno esperaba, y el intercambio de ideas y pensamientos sea mucho más restringido. Por eso, a la hora de realizar un evento de este tipo se debe evitar que los emprendedores que uno invite sean competidores.

Llevando esta lectura a nuestro proyecto, creo que es difícil relacionarlo directamente con nuestro presente, ya que de momento no somos actores importantes en el mundo del emprendimiento ni conocemos tanta gente de renombre en este rubro. Sin embargo, esto puede aplicar para las próximas mentorías que tengamos (nos va tocar rajarnos con nuestro mentor). La primera hubo que hacerla por Skype porque Themis vive en Nueva York, pero para la próxima probablemente sea en Santiago, por lo que será importante buscar un lugar apropiado, que permita sacarle el máximo provecho a la reunión y, por supuesto, que podamos invitar nosotros la comida, aunque probablemente no gastaremos los USD$600-$800 (para empezar) que propone el autor.

Cuna.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s