La era de la Tecnología

El autor Kevin Kelly hace un paralelo entre la biología y la tecnología que llama la atención. En primer lugar, me hace mucho sentido el ver cómo la tecnología se ha ido adaptando a los tiempos con una velocidad alarmante al punto de ya estar ‘adelante de los tiempos’. A que voy con esto, antes, la tecnología tenía la responsabilidad de adaptarse al usuario, a su estilo de vida, a sus manos y cuerpos ya que la gente era más precavida de ingresar algo, hasta ese momento desconocido, en su vida diaria. Sin embargo, hoy en día vemos cómo el paradigma se ha ido cambiando progresivamente (y sobre todo los últimos años). Vemos que ante las ‘necesidades básicas’ ya solucionadas, la tecnología comenzó a generar necesidades que antes no existían. Vemos cómo ya nadie imagina una vida sin el celular, sin el Whatsapp, internet móvil. Y el cambio ha ido más profundo que eso, hoy se nota las generaciones que han nacido sin el nivel de tecnología de hoy, contra los que lo han tenido desde siempre (los llamados Millenials). Muchos de los cambios generacionales que se han ido dando, tanto positivos como negativos, se les adjudican en mayor o menor medida a la integración de la tecnología en nuestras vidas.

Conceptos como diversificación, especificidad, life hacks y evolución.. extinción, son tan aplicables en las teorías de Organismos como en Tecnología. Ahora, el autor va incluso más allá, y comienza a relacionar el comportamiento humano asociado a la tecnología. Los aspectos culturales que definen una agrupación humana está dada por el conocimiento, la historia acumulada y el framework en el cual dicha sociedad se mueve. Si hacemos una radiografía de nuestra propia existencia, poco a poco comienzan a saltar a nuestra vista todos los aspectos en los cuáles la tecnología no es sólo una ‘herramienta’, sino que el soporte sobre el cuál funcionamos. Hacer un recorrido por la vida diaria es impensable sin tecnología… despertador, tostadora, hervidor de agua, agua caliente para la ducha, un cepillo de dientes, pasta de dientes, la llave, la cerradura, el portón eléctrico, la luz, y aún no salgo de mi casa. La vida se mueve sobre tecnología, la cuál dejó de ser una herramienta, y pasa a ser un soporte que siempre está.

Ahora, he definido (o aceptado) que la tecnología vive como soporte en nuestras vidas, pero si miramos al futuro, el panorama le da un protagonismo aún mayor. El autor declara su creencia en el rol que tendrá también la tecnología en forjar el futuro, en modificar o mantener comportamiento y generar nuevas culturas, formas de comunicación, entretenimiento y expresión. Así, Kelly define nuestra existencia como vivir para seguir viviendo (como especie, claro). A esto lo llama el Juego Infinito, jugar para seguir jugando. Y aquí la tecnología retoma un rol importante ya que nos ha entregado y nos entregará los medios para poder generar y aprovechar oportunidades de seguir evolucionando y sobreviviendo. Si lo vemos por el lado de la salud, las vacunas, operaciones (habrá un transplante de cabeza este año, ya ha habido de corazón) y otros procedimientos nuevos aumentan la esperanza de vida y llevan a cabo elementos que cuando nosotros éramos pequeños, ya eran ficción. Lo mismo aplica para la tecnología en general… computación, bases de datos (Big Data!), procesos productivos… y para qué? El mundo se está preparando para mañana, siempre para mañana, y vemos que eso nos genera a nosotros la necesidad imperante de seguir avanzando, siempre.

Ahora, Kelly puede estar muy de acuerdo, pero… ¿Qué pasa con los efectos negativos de la tecnología? A mi parecer, el autor es poco precavido al momento de evaluar la presencia de la tecnología en nuestras vidas. Salva vidas, si, pero también quita. Aumenta la riqueza, si, pero también genera pobreza. Genera bienestar, si, pero también reduce esperanza de vida. Creo que la tecnología es también responsable en la formación de la cultura actual de poder, riqueza, desigualdades y violencia… ya sea por la posibilidad de comunicarse (lo que permite esparcir el modelo de éxito asociado a dichos problemas mundiales) o quizás por el efecto que ha tenido la comodidad y explosión de oportunidades a raíz del desarrollo tecnológico.

A mi parecer, es claro que no podemos imaginar un mundo sin tecnología… todo es tecnología! Al igual que lo que cree Kelly, yo creo que nuestra misión en la vida es ‘saber cuál es nuestra misión’… pero a diferencia de el, yo no creo que esto deba relacionarse con la tecnología o su rol en el futuro, no creo que debamos atenernos a lo que la tecnología quiere. A mi parecer, tenemos el gran desafío (sobre todo AHORA) de mantener a ralla el alcance que tiene este desarrollo tecnológico en nuestras vidas. El saber, cómo avanzar tecnológicamente sin retroceder en humanidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s